Aníbal, enfurecido y desplazado, le pega a Garré

CIUDAD DE BUENOS AIRES: Luego de que la ministro de Seguridad, Nilda Garré prohíba el uso de armas para el control de la protesta social, incluyendo las que disparan postas de goma y las lanzagases, el enfurecido y desplazo jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo hoy que los efectivos de la Policía Federal que “actúan en manifestaciones relacionadas con temas sociales no portan armas de fuego desde julio de 2004”. Dando a entender que Garré dictó una medida que de hecho ya se imlementa, según Fernández.
 
"La ministro (Nilda Garré) la ratificó", dijo el funcionario. Es decir, aclaró que no hay nada nuevo bajo el sol. 
 
Por el canal C5N, Fernández aseveró que "nunca puede contenerse un reclamo con razón o 
sin razón con un arma de fuego" y destacó que esa política se viene implementando 
desde julio de 2004 en la gestión del fallecido presidente Néstor Kirchner.

Además, el funcionario criticó asimismo la cobertura de los medios del grupo Clarín 
sobre la toma del club Albariños, en Villa Soldati, “mostrándolo como si fuera la 
Segunda Guerra Mundial, cuando en realidad son 40 personas incentivadas por esas 
cámaras de TV”, dijo a la Televisión Pública.
 
Tras los hechos violentos del Parque Indoamericano, que dejaron tres muertos, el jefe de Gabinete perdió buena parte del poder que antes detentaba de manera elocuente. Fernández ya no controla las fuerzas policiales, algo que hizo durante toda la era K. Ahora están bajo mando de su adversaria más fuerte en el Gabinete, con quien está enfrentado hace varios años. A eso se suma un fuerte desgaste público al que se sometió durante los días más duros del conflicto social desatado en Soldati. Lo cierto es que desde la muerte de Kirchner el tono del kirchnerismo bajó, pero el único que lo mantiene alto es Fernández.
 
Fuente: Urgente24
Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con la tecnología de Blogger.