UN HOMBRE PERDIO UN OJO Y UN MENOR CON QUEMADURAS GRAVES

Un hombre perdió un ojo y un nene de 7 años sufrió quemaduras extensas en su cuerpo por el mal uso de la pirotecnia durante los festejos por la llegada de Año Nuevo, en dos de los casos más graves de los 13 que se registraron en el Hospital Municipal de Quemados.


Así lo informó este domingo Miriam Miño, jefa de Guardia de ese centro asistencial, que aclaró que la cifra de heridos entre lesiones y quemaduras por manipulación de pirotecnia fue menor al registrado allí por la celebración de la Navidad.

Un hombre perdió un ojo por una bengala que le cayó encima y un nene de 7 años sufrió quemaduras extensas en su cuerpo por la explosión de una caja de pirotecnia


NA
Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con la tecnología de Blogger.