El ministro Aguad supervisó los ejercicios que las Fuerzas Armadas llevan adelante en eventual apoyo de la seguridad durante la cumbre del G-20

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, supervisó esta tarde en Campo de Mayo una serie de ejercicios militares de las Fuerzas de Despliegue Rápido de las Fuerzas Armadas, en el marco del entrenamiento que llevan a cabo para prestar eventual apoyo logístico a las fuerzas de seguridad de cara a la cumbre del G-20, a realizarse el 30 de noviembre y 1 de diciembre próximos.

Se trata de un cuerpo integrado por diez mil efectivos de las tres Fuerzas Armadas y expertos en ciberdefensa,  que tiene la capacidad de dar respuesta táctica en todos los terreros ante las nuevas amenazas que tiene el país.

"Las Fuerzas de Despliegue Rápido son las más modernas para actuar ante una situación. Fue muy interesante la recorrida y la exposición, ya que las Fuerzas Armadas se han preparado muy bien para este evento. Son fuerzas de reserva, que solamente actuarían en casos muy especiales", expresó el ministro tras la recorrida que realizó junto al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Bari del Valle Sosa; el jefe del Ejército Argentino, general de división Claudio Pasqualini, y el juez Federal Claudio Bonadío, quien estará de turno durante el G-20 y fue invitado a la práctica.

Aguad supervisó los entrenamientos en compañía del comandante de la Fuerza de Despliegue Rápido, general de brigada Juan Martín Paleo, quien por su parte explicó que lo que se llevó a cabo esta tarde fueron dos instrucciones con el Regimiento de Asalto Aéreo y la Compañía de Comando 601.

"El ministro vio un ensayo de los principales procedimientos de combate que pueden llegar a utilizar los efectivos en apoyo a las operaciones del G-20. Son procedimientos, que de ser necesario, se aplicarían en apoyo a las fuerzas de seguridad y en el marco de la normativa vigente", expresó  Paleo.

Concretamente, se trató de prácticas militares para recuperar gente en un eventual apoyo de evacuación de personas en un ambiente hostil o en una toma de rehenes, o de recuperación de alguna instalación pública tomada, para lo cual se emplearían también vehículos de la fuerza.

Aguad presenció además una práctica aérea de inserción de gente a través de helicópteros con cuerda, el trabajo de los vehículos blindados sacando a gente teóricamente extraída de una zona de riesgo y una ejercitación de tiro de combate con munición de guerra en ambientes reducidos.

De los ejercicios participaron las Fuerzas de Despliegue Rápido, la agrupación de Fuerzas Especiales, como las compañías de comando 601, 602 y 602, y del Regimiento de Asalto Aéreo, además del destacamento de Inteligencia de combate 601 y personal de apoyo logístico.

También fueron convocadas las agrupaciones Buzos Tácticos y de Comandos Anfibios de la Armada Argentina, fuerza que aportará el buque Ciudad de Rosario por si fuera necesario operar para o desde el río.
Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con tecnología de Blogger.