Martiano comenzó a definir a sus candidatos en Quilmes y se sumó a la pelea por un lugar en el Senado


El intendente de Quilmes, Martiniano Molina, comenzó a definir en las últimas horas la lista con los hombres y mujeres que integrarán la lista de candidatos a concejales de Cambiemos. En el plano provincial se sumó también a la pelea por un lugar en el Senado bonaerense.

Sin los problemas de disputas internas del peronismo, el jefe comunal de la ciudad balnearia comenzó a escribir el borrador de los precandidatos a concejales por el oficialismo, a la vez que se sumó también a la pelea por un lugar en la nómina de la Tercera Sección Electoral.


De esta manera, si bien Martiniano fue duramente cuestionado desde el inicio respecto a sus políticas de gestión, en el plano electoral vuelve a mostrarse ordenado con los propios. Contexto que sin dudas obligará a la oposición a acelerar sus definiciones políticas.

De esta manera, Cambiemos a nivel local vuelve a poner en el centro de la escena a dos figuras del PRO que ya fueron protagonistas en elecciones anteriores: se trata del actual diputado provincial Guillermo Sánchez Sterli y la secretaria de Gobierno María Ángel Sotolano. El legislador con algunas posibilidades de encabezar una lista testimonial de concejales, y la funcionaria con chances de ingresar cuarta en la nómina de postulantes a senadores bonaerenses.

Si bien Sánchez Sterli ingresó en la Cámara de Diputados luego de las elecciones legislativas de 2017, su posible lugar de cabeza de lista en esta contienda electoral se debe al hecho de “dejar a un hombre de plena confianza del intendente” en un eventual nuevo Gobierno amarillo.

“El primer concejal es como un vicepresidente, es decir, es la persona que se pone al frente del Ejecutivo cuando el intendente no está”, explicaron fuentes cercanas a Martiniano, aunque aclararon que esa posibilidad todavía está en evaluación.  

En este bosquejo la lista de concejales hacia abajo sigue sin sorpresas. El segundo lugar quedaría para Raquel Coldani, que además de ser la presidenta del bloque oficialista es la esposa de Jorge Molina, padre de Martiniano, mientras que el tercero se espera quede para el actual presidente del Concejo Deliberante, Juan Bernasconi, proveniente de las filas de Emilio Monzó. “De ahí para abajo hay que negociar todo”,  afirmó un integrante de la mesa chica municipal.

La apuesta macrista de cara al 22 de octubre es volver a polarizar con el kirchnerismo, sobre todo con la principal figura de este espacio, la diputada nacional Mayra Mendoza. A contramano de lo que dicen las encuestas creen que tienen asegurado el ingreso de cinco concejales y la posibilidad de disputar un sexto.

En tanto la pelea en la Tercera Sección Electoral, que en estos comicios elige senadores, parece ser un poco más complicada para el actual intendente que espera poner a alguien en el cuarto lugar.

Es que el jefe comunal de Quilmes dependerá de quiénes ocupen los primeros tres lugares, de acuerdo a la ley de paridad que obliga a las fuerzas políticas a incluir un 50% de mujeres en las listas.

Por eso si la cabeza de lista es un hombre, que se especula recaiga en el ituzainguense Walter Lanaro, el segundo lugar quedaría para la lanusense Lorena Petrovich, el tercero para un hombre del radicalismo, y el cuarto sería ocupado por la quilmeña Sotolano como se dijo más arriba.

Por el contrario, si se altera el orden de la lista, el cuarto lugar debería ser ocupado por un hombre y Martiniano evalúa darle esa responsabilidad al actual secretario de Educación y Cultura de Quilmes, Ariel Domene.

A pocos días del cierre de listas el oficialismo se encamina a pasar en limpio este primer borrador y polarizar con el peronismo kirchnerista con la idea de retener el Gobierno por cuatro años más.



Pablo Lapuente 

Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con tecnología de Blogger.