Censo: "Si el entrevistado es hombre y dice que es mujer, se escribe que es mujer"

Los encargados de realizar el censo recibieron algunas instrucciones curiosas. Por ejemplo, deben anotar lo que les dicen, no lo que ven.
"Durante la entrevista se escribe lo que el entrevistado indica, aun cuando diga que es una mujer pero ustedes ven un hombre o si informa que el piso de su casa es de madera pero hay
una alfombra", aseguró el sociólogo Rubén Nigita, en el microcine del Ministerio de Economía donde ayer fueron capacitados unos cien empleados públicos.

Nigita, junto a la socióloga Roxana Cuevas, brindó entrenamiento a empleados de varios ministerios nacionales y también a personal de las Fuerzas Armadas, como "reserva" ante la posibilidad de que se produzcan faltantes en el esquema preparado por el Instituto Nacional de Estadísticas y censos (INDEC) para miércoles.

Durante el mediodía del miércoles los responsables del censo realizarán un relevamiento para saber cómo marcha el operativo en todo el país y, en el caso que, por ejemplo, un censista informe que de las 36 viviendas pautadas sólo visitó 6, se dispone de lo que se conoce como "auxiliar de campo o reservistas", señaló Cuevas en diálogo con Télam.

Durante cuatro horas repasaron los distintos momentos que los censistas observarán el miércoles, las planillas que llenarán y el operativo propiamente dicho que en algunos casos es de 18 viviendas, cuando se trata del cuestionario ampliado y de 36 si se trata del básico.

"Ustedes visitarán viviendas, pero dentro de ellas puede haber uno o más hogares" que quedarán registrados en las planillas, aseguró Nigita a los participantes, quien participó de operativos similares en Chile, Japón y Ecuador.

"Un hogar es una persona o grupo de personas que viven bajo un mismo techo y comparten los gastos de alimentación", dijo Nigita y ejemplificó que si hay estudiantes universitarios en un mismo domicilio pero que comen cada uno según sus propias cuentas "estamos ante varios hogares".

La entrevista censal está considerada el "momento clave" del operativo nacional y por se pide que los encuestadores establezcan una conversación "respetuosa" con el censado, porque eso "deteminará la calidad de la información" recolectada, según puntualiza el manual que los censistas recibieron.

Los sociólogos del INDEC despejaron dudas en el sentido de que cuando el censista no puede resolver una situación deriva el tema al Jefe de Radio, que en la estructura censal es su inmediato superior y "deben continuar con su segmento", así llamado al grupo de viviendas asignadas para relevar.

Los capacitadores dieron hasta 50 entrenamientos por semana en distintos organismos públicos.

En ese sentido, Nigita destacó que las capacitaciones "se hicieron en estos últimos días para que la información esté bien fresca pero el resto de la estructura se capacita durante meses.

Hablamos de centralización normativa y descentralización operativa".

"Cada provincia tiene la responsabilidad de garantizar, eso está en la ley, la realización del censo", señaló el sociólogo.

Al hacer hincapié en el modo en que el censista realizará su trabajo, "sólo pedimos nombre de pila, no apellido ni documentos.

Ni de la persona ni de la vivienda. Creemos en lo que nos dicen los censados. No hacemos caras ni vertemos opiniones, recibimos información, los prejuicios que tengamos quedan afuera", agregó.

"Queremos una fotografía, y buscamos que salga lo menos movida posible", destacó. 
Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con tecnología de Blogger.