Se agravó el faltante de naftas por el fin de semana largo

La fuerte demanda de combustibles por el fin de semana largo y el inicio de las vacaciones más el efecto residual del paro del personal jerárquico de YPF en la Patagonia, finalizado hace una semana, volvieron a causar importantes faltantes de nafta en varias estaciones de servicio de la Capital Federal, el Gran Buenos Aires y La Plata, en pleno festejo de Navidad.
De acuerdo con la Federación de Expendedores de Combustible y Afines de la provincia de Buenos Aires (Fecoba), el 70% de las 1870 estaciones de servicio de la provincia no tienen nafta súper ni común, y en muchas de ellas ya comienzan a escasear los combustibles premium.
Consultadas al respecto, las petroleras justificaron el faltante de combustibles como una consecuencia del paro que realizó el personal jerárquico de YPF en la Patagonia. La medida de fuerza, que se levantó hace una semana, había mantenido paralizada durante casi veinte días la actividad de la planta Termap, la distribuidora que desde la ciudad de Comodoro Rivadavia abastece de petróleo a gran parte de las refinerías locales.
La disputa entre YPF y el gremio de los jerárquicos (que agrupa mayormente a los supervisores que trabajan en boca de pozo) se había iniciado en Chubut y en Santa Cruz el 30 de noviembre pasado y fue tomando magnitud en el nivel nacional, a medida que las empresas refinadoras alertaban sobre un posible faltante de combustible.
"No se trata de un problema estructural, sino de un tema coyuntural como producto del paro en el Sur. Como hubo muchos días sin abastecimiento en las refinerías, la normalización puede demorar un tiempo, pero ya se está superando", señalaron en la petrolera Esso. Por otra parte, en Shell habían advertido el último martes que tras el acuerdo alcanzado en Comodoro Rivadavia, el proceso de normalización de la entrega de combustible no iba a ser inmediato.
En YPF, en cambio, explican los faltantes como un hecho puntual, producido por un desvío de la demanda hacia sus estaciones de servicio. "Hoy, cargar en YPF puede resultar entre 27 y 46 centavos más barato que en la competencia, y esto está provocando que muchos se vuelquen a nuestras estaciones. Además, se suma que la cercanía de las vacaciones y el fin de semana provocaron un natural incremento en la demanda, con lo cual puede haber algún quiebre de stock pasajero", explicaron en la empresa.
En la petrolera controlada por la familia Eskenazi y la compañía española Repsol, destacan, además, que la demanda viene creciendo a una tasa promedio del 7%, y que, en su caso, la suba oscila entre 16 y 23%. "La demanda viene creciendo muy fuerte y, para anticiparnos a lo que esperábamos como un mes muy bueno, el último jueves batimos un récord histórico de distribución, con la entrega de 43 millones de litros a nuestras estaciones", señalaron en YPF.
En tanto, la presidenta de la Federación de Empresarios de Combustibles, Rosario Sica, dijo que, además del conflicto en el Sur, la otra causa del faltante es que, debido al congelamiento de precios de las naftas que estaba vigente hasta hace una semana, las petroleras venían refinando el volumen mínimo posible. "Se estaban manejando con stocks muy ajustados y justo vino el conflicto en la Patagonia. Entonces, era previsible este faltante, pero esto debería solucionarse en estos días y para el fin de semana que viene ya no debería haber problemas", dijo Sica.
De acuerdo con la Fecoba, la falta de combustibles podría complicar el éxodo turístico hacia la costa atlántica bonaerense, que comienza el fin de semana."Esto no da para más. No entendemos por qué el Gobierno no ha solucionado el tema. Las empresas continúan especulando y entregan muy poco combustible. La semana que viene, con el comienzo de las vacaciones de verano, el panorama en las rutas bonaerenses puede ser caótico. Por eso, le vamos a pedir al gobernador Daniel Scioli que intervenga personalmente para resolver el problema", dijo Luis Malchiodi, presidente de la entidad. Un vocero del gobernador Scioli reconoció el panorama y dijo: "Vamos a esperar que se concrete el pedido de la Federación de Expendedores de Combustible y luego veremos qué decide hacer el gobernador".
En Fecoba, también advirtieron que, con el desabastecimiento de combustibles, además de poner en riesgo las vacaciones, se puede perjudicar al sector agropecuario. "Durante el verano empiezan muchas cosechas que no podrán ser transportadas si falta combustible", advirtió Malchiodi.
Sin cartelesDe acuerdo con el empresario, y según pudo verificar La Nacion en un relevamiento informal realizado en estaciones de la Capital Federal y el conurbano bonaerense, se prohíbe a los empleados colocar carteles para avisar que falta nafta. "Esta medida crea malestar entre los clientes, que ingresan a la estación y sólo cuando están junto al surtidor se les informa que no hay nafta súper", comentó Malchiodi.
Según comprobó La Nacion, el problema del faltante es especialmente fuerte en los barrios de Núñez, Belgrano y en partidos de la zona norte, como Vicente López y Boulogne. Una recorrida por la autopista Panamericana permitió comprobar que no había ningún combustible en la Shell Champagnat, en Pilar. En la YPF y en la Esso de Palmas de Pilar, a la altura de la ruta 25, igual que en la YPF de Los Cardales, sólo vendían gasoil.
"Recién se nos terminó la nafta. Tuvimos un día de locos, porque vinieron muchos clientes de otras estaciones a cargar porque hay faltantes en la zona", dijo Joel, empleado de la Esso de Rolón y Vergara, en Boulogne. En la YPF de Panamericana y Debenedetti, en Vicente López, la situación es peor, ya que no tienen nafta desde el sábado a las 2 de la tarde. "Nos prometieron que mañana [por hoy] recibiremos nafta. Esperemos que cumplan", dijo el encargado de la estación, que pidió mantener su nombre en reserva.
La postal de los surtidores apagados y el playón desierto se repitió en la Petrobras de Av. del Libertador y Pampa, la Shell de Udaondo y Figueroa Alcorta, y la YPF de Figueroa Alcorta y Echeverría. "La gente se enoja con nosotros cuando se entera de que no hay nafta, pero no tenemos nada que ver", dijo Hernán, empleado de la Shell. La YPF de Olleros y Av. del Libertador fue la excepción a la regla, ya que no registró faltantes. Por eso, fue escenario de largas colas para cargar nafta, igual que en la Shell de Independencia y Lima, y el ACA de Av. del Libertador y Tagle.
Por otro lado, anoche, la gran mayoría de las estaciones de servicio de La Plata permanecían parcialmente abiertas a la espera de recibir nafta súper. Por ejemplo, en 532 y 7, la estación de servicio Shell no tenía nafta súper y sólo ofrecía combustibles premiun. El mismo panorama se presentaba en la YPF de Diagonal 73 esquina 9, donde el fin de semana no hubo siquiera combustibles premium. Un playero de ese establecimiento dijo que le entregaban pocos litros de nafta súper. "Apenas nos dan 10.000 litros; con eso nos alcanza, como mucho, para dos o tres días", explicó el empleado. En el barrio platense de Los Hornos, en la estación de YPF situada sobre la avenida 66, a la altura de 170, la situación no era tan crítica, pero reconocieron demoras en la entrega de nafta súper.
CLAVES
  • El efecto Patagonia Las petroleras explican la falta de combustible en algunas estaciones de servicio como una consecuencia del paro que realizó el personal jerárquico de YPF en Santa Cruz y Chubut y que mantuvo paralizada durante casi veinte días la actividad en una de las principales distribuidoras del país.

  • Normalización paulatina Según la estimación de las empresas, el proceso de normalización en la entrega de combustibles será paulatino y todavía puede demorar unos días más.

  • Demanda en alza A los problemas en la entrega de petróleo desde el Sur se sumó el fuerte crecimiento que viene registrando la demanda en los últimos meses. De acuerdo con las estimaciones del sector, la venta de combustibles a nivel nacional viene creciendo a una tasa interanual del 7 por ciento. En YPF destacan que el último jueves batieron su récord histórico, con la entrega de 43 millones de litros a su red de estaciones.
Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con la tecnología de Blogger.