Un alivio para Martiniano: a pesar de la tensa relación que mantiene con la UCR no tendrá internas

El PRO y la UCR en Quilmes mantienen una tensa relación desde hace meses. Mientras Martiniano está convencido en el rumbo de sus políticas, desde el radicalismo reclaman más participación y advierten por los "errores" de gestión. Cómo jugará cada espacio en la conformación de listas. 
A principios de año, desde el Comité Nacional de la Unión Cívica Radical habían reclamado en un documento mayor participación en Cambiemos y advertido por los "errores". El mensaje decantó en la mayoría de los distritos bonaerenses y hoy, muchos de ellos, aún no logran saldar las diferencias. Quilmes es uno de los casos en el que a pesar de las “turbulencias” no habrá internas.
En el Gobierno local apuestan a la polarización con el kirchnerismo y reconocen que podrían ganar apenas por un pequeño margen. En este contexto la estrategia es ir por arriba del 30 por ciento y meter seis concejales en el mejor de los casos. Tres de ellos por el macrismo, dos por el radicalismo y uno por el peronismo en Cambiemos.
Mientras el macrismo se debate la cara visible de la lista entre el jefe de Gabinete, Guillermo Sánchez Sterli, el secretario de Gobierno Guillermo Galetto y su par de Desarrollo Social, María Sotolano, desde el radicalismo ponen todas sus fichas en el titular de la Secretaría de Cultura y concejal en uso de licencia, Ariel Domene.

“Esperamos que el radicalismo continúe siendo sensato y estamos dispuestos a negociar. Creemos que si Fernando Pérez (diputado provincial de la UCR) renueva su banca las cosas van a ser más flexibles en el Municipio”, apuntan desde el entorno de Martiniano.
Es que la disputa en la Tercera Sección Electoral es pujante históricamente y el PRO quiere sacar provecho de ello. Cambiemos tiene sólo dos legisladores en este territorio: Fernando Pérez en Quilmes por el radicalismo y María Elena Torresi en Lomas de Zamora por el peronismo macrista.
Desde el histórico partido reconocen este panorama pero insisten en que Domene “no sólo tiene la mejor gestión dentro del Gabinete sino la trayectoria legislativa más importante”. “No hay una sola área en el Municipio que esté impecable a excepción de la Secretaría de Cultura”, agregan.


La apuesta de Martiniano para resolver esta problemática política es ceder en la Legislatura a cambio de lograr “mayor tranquilidad y flexibilidad” en la nómina local. “En lo provincial el candidato a legislador de Quilmes queremos que sea Pérez, pero en lo local vamos a ir por la cabeza de lista y dos concejales más”, remarca una fuente cercana al jefe comunal.

En tanto, desde el peronismo aliado al PRO, dividido entre el espacio del senador Eduardo Schiavo y el partido FE del Gerónimo “Momo” Venegas, se conforman con obtener una banca, aunque no descartan relegarla a cambio de acomodarse en el Gabinete. “Vamos a estar donde nos necesitan”, aseguran. 
De esta forma, a pesar de las hondísimas diferencias dentro de este frente electoral todos parecieran mostrar voluntad de negociar y evitar a toda costa fricciones de cara a las elecciones. Si bien todos repiten que “la pelea es con el kirchnerismo”, la interna silenciosa entre el partido centenario y el secretario general y hermano del intendente, Esteban Molina, podría traer dolores de cabeza para todo el espacio.

Fuente: Pablo Lapuente, Infocielo
Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con la tecnología de Blogger.