Todo sigue igual en Quilmes: el peronismo no logró saltar la interna a pesar del respaldo unánime a la fórmula Fernández-Fernández


Los principales candidatos a intendente de Quilmes por el peronismo respaldaron de manera unánime la fórmula Fernández-Fernández, al igual que sus pares a nivel nacional pero no lograron evitar la sangría interna de cara a las próximas elecciones. Hay cinco postulantes a suceder a Martiniano Molina y otro puñado de dirigentes marginales que persiguen el mismo objetivo.

“Le he pedido a Alberto Fernández que encabece la fórmula que integraremos juntos”. Con esa frase difundida en un video a través de sus redes sociales, la ex presidenta de la Nación Cristina Fernández anunció el flamante tándem y asestó un duro golpe a la adormilada política nacional, a la vez que pareció enviar un mensaje de apertura para encontrar la tan mentada “unidad”.

En este sentido las adhesiones no tardaron en llegar. Las más relevantes vinieron por el lado de los gobernadores, sobre todo de aquellos que estaban vinculados a Alternativa Federal, el espacio conducido por el cordobés, Juan Schiaretti. Pero también llegaron desde todas las intendencias bonaerenses y desde la Legislatura. De hecho la presidenta del bloque de diputados Florencia Saintout, y su par en senadores Teresa García, celebraron la jugada, al igual que la presidenta interina de la Cámara baja, Marisol Merquel, vinculada a los jefes comunales del justicialismo.

La fórmula Fernández-Fernández también decantó como se esperaba en los planos locales, aunque de manera particular en una de las ciudades más grandes de la provincia, Quilmes.

Allí, los principales candidatos, la diputada nacional Mayra Mendoza, los concejales Angel García y Matías Festucca, y el ex funcionario local Roberto Gaudio se apuraron a festejar a través de las redes sociales. Margen para mucho más no había. Es que en esos escasos 13 minutos Cristina los interpeló de una manera contundente, aún más que aquella vez que pregonó el conocido “baño de humildad”. Pareció decirles a todos ellos que la unidad “es ahora y es con todos”.

Pero todavía no está claro en Quilmes si el grupo de dirigentes prefirió no traducir el mensaje en el plano local de cara al 22 de junio o todavía lo están haciendo, a su tiempo, y manera, como suele suceder en los años impares.

Mayra Mendoza tiene experiencia legislativa  como diputada nacional y cuenta con el aval de Cristina. Encuestas privadas la muestran como una de las amenazas a las intenciones reeleccionistas de Martiniano Molina, situación reconocida a este periodista incluso por funcionarios locales hace unas semanas. Tal vez por mantenerse como una de las caras visibles en plano nacional.

Angel García es presidente del bloque Juntos por Quilmes que integra junto a su esposa, ya pasó por la experiencia de debatirse en internas en pleno auge del kirchnerismo y tiene experiencia también como funcionario de gestiones anteriores.

Matías Festucca va por su segunda vuelta como concejal, luego de encabezar la boleta del kirchnerismo en una casi unidad en 2017. Mantiene vínculos con el ex jefe de Gabinete de la Nación Aníbal Fernández. De hecho es su ahijado político.

Roberto Gaudio reapareció en la escena local luego de haber ocupado una banca en el Concejo Deliberante y haber encabezado la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Municipio de Moreno.

Un poco más apagado en su exposición también está el ex intendente Francisco “Barba” Gutiérrez y una serie de candidatos marginales que dudosamente superarían el piso de las primarias.

Al ser consultada por este periodista, Mendoza sostuvo que “Cristina dio una muestra de grandeza al dejar de lado la posibilidad de ser candidata a presidenta aún siendo quien mayor intención de voto tiene”.

En este sentido agregó que la fórmula “busca lo mejor para los argentinos”, a la vez que destacó a Alberto Fernández como un dirigente que “dialoga con todos los sectores y tiene experiencia” de gestión. “Esperemos que esto termine de convencer a muchos sectores que tienen que estar en un frente común en la defensa de la patria, que es lo que nos toca en esta hora. Y espero también que con la misma responsabilidad y grandeza que actuó Cristina actuemos para tomar las decisiones en Quilmes”, apuntó.

Al respecto, Gaudio también analizó que el flamante tándem “expresa amplitud y busca ser un subtítulo claro del mensaje ´es con todos´”. Tal vez por eso indicó que buscará “el consenso hasta el final” porque “siempre es una opción si se plantea con los roles claros en el que nadie pierda ni gane”.  “Las PASO son una opción para resolver los liderazgos, el desafío es trabajar en la construcción de un 12 de agosto post PASO en el que todos trabajemos para ganar y recuperar Quilmes por eso creo en las fortalezas de cada uno de los que expresamos la voluntad de gobernar”, afirmó.

Por su parte, Festucca opinó que Alberto Fernández “es un dirigente de consenso, un gran compañero y un hombre que cumplió un rol importante en la construcción y organización de lo que luego fue el gobierno de Néstor Kirchner” y que “en relación a nuestra localidad espero que podemos transitar este tiempo de elecciones de la mejor manera posible, teniendo siempre en claro que la solución a  los verdaderos problemas de la gente no pueden esperar un minuto más sin ser resueltos”.

Naturalmente, todos ellos muestran sus intenciones de competir y suceder a Molina en la Intendencia. Habrá que ver qué sucede de acá al cierre de listas el próximo 22 de junio. Instancia en la que el peronismo y kirchnerismo quilmeño deberá definir si se suma al mensaje de unidad o repite la división de años anteriores.

Pablo Lapuente @Pconurbano

Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con tecnología de Blogger.