Rápido accionar e intenso trabajo del Municipio frente a la emergencia climática

Ante el fuerte temporal del fin de semana pasado que azotó la zona central del país, el Municipio de Quilmes desplegó un intenso trabajo para reparar los daños ocasionados en los barrios y garantizar asistencia a los vecinos afectados. Las secretarías de Seguridad, Desarrollo Social, Servicios Públicos y Defensa Civil, sumado al aporte de los cuatro cuarteles de Bomberos Voluntarios, pusieron a disposición sus recursos humanos y maquinarias para asistir a los vecinos damnificados de las zonas más afectadas de la ciudad.

“Alrededor de 300 personas entre empleados municipales y Bomberos, trabajaron incansablemente en el operativo que se pone en marcha cuando se activan los protocolos de emergencia. La coordinación de las acciones en equipo está muy organizada lo que facilita que la asistencia se ejecute rápidamente”, declaró el intendente Martiniano Molina.

Defensa Civil es una de las áreas más sensibles en el trabajo ya que junto a los Bomberos son los encargados de llegar físicamente a los lugares anegados, para eso se dispusieron camionetas 4x4, kayaks, botes y camiones para el transporte de los elementos. La asistencia se realizó desde el sud oeste hacia el norte de la ciudad, comenzando en el corredor oeste desde Avenida Monteverde hasta Linch. Las prioridades en la asistencia se plantearon de acuerdo a la demanda. Los llamados se recibieron a través del 103 (Emergencias de Defensa Civil), el 147 (Seguridad Ciudadana) y algunas comunicaciones que entraron por el 911 (Policía) y por el 107 (SAME) para asistir a vecinos electro dependientes o a adultos mayores con problemas de movilidad.

“En una emergencia hay que determinar rápidamente la cadena de prioridades. La aplicación de los protocolos resulta de suma importancia porque ordena y sistematiza el trabajo, trayendo la agilidad necesaria para enfrentar la crisis”, sostuvo el Coordinador General de Emergencias Juan Mendizabal.

La secretaría de Servicios Públicos a cargo de Adrián Vivas, trabajó con palas retroexcavadoras, palas mecánicas, camiones de gran porte y herramientas de mano para la desobstrucción de sumideros, corte de ramas, levantamiento de árboles y la remoción de varias toneladas de basura que fueron trasladados hasta las instalaciones del CEAMSE.

El área de Desarrollo Social a cargo de Laura Ghio, concentró su labor en la asistencia a vecinos distribuidos en los centros de evacuados montados en la Sociedad de Fomento Los Eucaliptus en San Francisco Solano, en el CIC Santo Domingo y en el Club Defensores de Solano. Los puntos más críticos en algunos barrios recibieron alimentos, colchones, frazadas, ropa y elementos de limpieza. Las tareas de entrega de los elementos se realizó en coordinación con Defensa Civil y Bomberos.    

Habiendo terminado la situación crítica, el municipio sigue cursando asistencia a los vecinos que lo necesiten a través de la secretaría de Desarrollo Social. La limpieza de calles y remoción de basura está siendo completada por Servicios Públicos con la asistencia del área de Tránsito quienes realizan cortes de circulación vehicular para facilitar las tareas.

Ante condiciones climáticas extremas el trabajo mancomunado y direccionado hacia un mismo objetivo resulta fundamental. En el atípico temporal pasado, quedó demostrado que la interacción entre las áreas involucradas en la crisis pudieron sortear exitosamente los inconvenientes propios que se presentan en la resolución de urgencias.
Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con tecnología de Blogger.