Fernández y Kicillof impulsan políticas para disminuir la reincidencia y fortalecer la seguridad

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el ministro de Justicia y DDHH, Julio Alak, manifestaron la necesidad de educar y capacitar para integrar y promover la inserción laboral de las personas privadas de la libertad una vez cumplida su pena.



En este marco, el mandatario provincial firmó un convenio con el Representante del PNUD, Valentín González León, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a cargo de Julio Alak, y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, donde se establece la necesidad de fortalecer los lazos parentales de los privados de la libertad a partir de la radicación de establecimientos penitenciarios en las cercanías de donde residen sus familias.

En ese marco, Fernández subrayó que “una mayor prevención va a permitir que menos gente se vea motivada a delinquir. Y que tengamos condiciones dignas de encierro va a permitir que la persona no vuelva al lugar donde delinquió una vez cumplida su pena”.

“Garantizar un encierro digno y evitar el hacinamiento es un esfuerzo que vale la pena en democracia y en un Estado derecho, porque así podemos prepararlos para que el día que recuperen su libertad. Es un deber que tenemos”, agregó.
Por su parte, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak explicó que “la construcción de nuevas unidades penitenciarias implicará más espacio para educación y formación laboral para reducir la reincidencia. Mientras que las nuevas alcaidías harán que se vacíen las comisarías de presos y los policías aumenten su presencia en el espacio público en pos de una mayor seguridad ciudadana”.

Sobre la reinserción de los detenidos sostuvo que “el trabajo con los intendentes apunta a la capacitación laboral de los liberados para que se reinserten en su lugar de origen, con una formación que les permita rehacer su vida sin recurrir al delito”.

En la misma línea, el gobernador Kicillof se refirió a los planes de ampliación de capacidad penitenciaria que están en marcha, como “respuestas reales a problemas reales. Nos hemos propuesto hacer lo que corresponde: cuando alguien cumple su condena, la cumple según manda la Justicia; pero ni bien ingresa la Provincia tiene que dar respuesta, de modo que cuando salga tenga la posibilidad de reinsertarse y no volver a delinquir”.

En tanto, Insaurralde tuvo palabras de agradecimiento con el Gobernador y el Presidente y remarcó la importancia del “cambio de paradigma en materia penitenciaria” que permitirá descomprimir las comisarías de Lomas de Zamora.
El municipio se comprometió -con este acuerdo- a crear un área específica de inclusión social y laboral que actúe en coordinación con los organismos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, como el Patronato de Liberados Bonaerense.

Por su parte, el PNUD asistirá al ministerio y al municipio en la formulación del proyecto, a partir un diagnóstico de viabilidad de la radicación de unidades penitenciarias cercanas a las familias de los detenidos, mientras que el Ministerio arbitrará los medios administrativos necesarios para someter a consideración de los organismos pertinentes el pedido de asistencia técnica del PNUD.

Tanto el Ministerio como el municipio recibirán la asistencia y acompañamiento del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación (MRECIC), en su rol de organismo coordinador para la implementación de los programas y proyectos del PNUD en nuestro país.
Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con tecnología de Blogger.