En Quilmes la seguridad también es tema de mujeres

En las distintas áreas de la Secretaría de Seguridad, del gobierno municipal a cargo de Martiniano Molina, trabajan ciento ochenta y dos mujeres. Negociadoras, comunicativas, serviciales y predispuestas, así son las mujeres que nos cuidan.
La idea preconcebida de que hay actividades que sólo pueden ser realizadas por hombres, día a día pierde vigor ya que las mujeres demuestran con entereza, capacidad y profesionalismo que están en condiciones de paridad con los varones.
En la seguridad prima la prevención y la capacidad de negociación y, en eso, las mujeres hacen un aporte invalorable. Proponen tranquilidad en circunstancias conflictivas, aportan puntos de vista complementarios a los masculinos y, al no ser vistas como una amenaza, les posibilita tener las situaciones bajo control con prontitud y obtener resultados positivos. La incorporación de mujeres a un sector laboral diseñado con patrones masculinos, implica un desafío constante que debe estar atravesado por políticas de género, ya que desde siempre la naturaleza del trabajo supuso una transformación asimétrica en las relaciones sociales, en sus espacios, actividades y funciones.
El secretario de seguridad Denis Szafowal dijo: “En la Secretaría ponderamos el invalorable aporte que hacen las mujeres que trabajan en el área, la dedicación, la visión más humanizada del mundo y la responsabilidad con que asumen los compromisos, son los valores que deberíamos imitar para construir una sociedad mejor y más equitativa”. 
Desde hace ciento once años, cada ocho de marzo se conmemora en el mundo entero la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos. Es innegable hablar de un direccionamiento basado en el humanismo que tiende a cambiar los niveles de liderazgo.
“En el Centro Único de Monitoreo (C.U.M.) la operatoria de las cámaras está liderada por mujeres, sin dudas nosotras somos más detallistas y observadoras, lo que para esta actividad es sumamente necesario, nuestro trabajo pasó de ser pasivo a activo, acá somos muy respetadas y escuchadas, el área de seguridad cambió mucho” destacó Laura Martínez. Por su parte Fátima Tisoreiro Inspectora de Tránsito dijo: “Nuestro trabajo en la calle no es fácil, nos topamos con gente de todo tipo, los que se resisten y hay que negociar, los que reconocen las faltas rápidamente, los que te agradecen y, los que no registran nada (risas), igualmente para con todos prima el respeto y la buena comunicación”.
La construcción de comunidades seguras requiere de la promoción y el respeto de los derechos fundamentales y, a través de ellos lo referente a las cuestiones de género se presenta como un elemento inherente al proceso. Generar la instancia de participación de mujeres en las instituciones y en el diseño de las políticas se presenta sin dudas como un desafío, pero también como una oportunidad para crear normas inclusivas, justas y sostenibles.
“En un mundo de hombres, nos abrimos camino sin pausas. En un mundo de hombres, desde la secretaría luchamos contra la violencia de género. Nos cuidamos, nos ayudamos, nos contenemos y nos tenemos”, afirmó Fernanda González Asistente General de Dirección del C.U.M. 
Como se dijo al comienzo de esta nota: negociadoras, comunicativas, serviciales y predispuestas…así son, sin dudas, las mujeres que nos cuidan.
Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con tecnología de Blogger.