Vidal inauguró el período de sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, aseguró que los docentes "merecen un salario mejor" y reconoció que "es justo" su reclamo de aumento salarial, pero les pidió que "no sean funcionales a los que responden sólo a sus propios intereses políticos" y discutir la paritaria "con los chicos dentro del aula".

 Al inaugurar el período de sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense, Vidal afirmó: "Reconozco y valoro la tarea que cada docente hace en las aulas bonaerenses. Sin ustedes no se puede, sin ustedes es imposible. Sé lo que ustedes esperan de mí: un salario mejor, merecen un salario mejor y esperan que yo se los dé. Sé que su reclamo es justo, sé que están preocupados por la situación de sus escuelas. Las diferencias que tenemos con los gremios no tienen que ver con lo que queremos, sino con lo que podemos".

"Mi compromiso, el que puedo cumplir, el que esta provincia puede cumplir, es que sus salarios no pierdan frente a la inflación. Me gustaría ofrecer más, sé que merecen más. Voy a hacer mi mejor esfuerzo, ese es mi compromiso. A los dirigentes gremiales les digo con humildad y respeto que el camino que eligieron no es el mejor. No es fácil sostener un diálogo cuando la intencionalidad de algunos no es clara, cuando nos dicen que, aún acordando las paritarias, el lunes no empiezan las clases. ¿Alguien cree de verdad que esto ayuda a la educación pública? Este paro no ayuda en nada, el pasado ya nos demostró que los paros no mejoran ni la educación de los chicos ni los salarios, y nos va minando la confianza, abre una brecha que nos impide ponernos de acuerdo", continuó.

Acompañada por el vicegobernador Daniel Salvador, todos sus ministros y secretarios y por el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña; el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó; y el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis; Vidal dijo también que "los argentinos entendimos que la pobreza se trata de algo muy profundo, que no se alivia sólo con dinero y que el hambre no se combate sólo con comida".

"Se necesita estar ahí, cara a cara, en los barrios. En la pobreza no hay relatos o anti-relatos. En la pobreza hay ilusión, hay esperanza, pero también dolor e impotencia. Con el gobierno nacional impulsamos el programa 'El Estado en tu Barrio' para llegar a los lugares más postergados. Más de 720 mil bonaerenses que sufren la pobreza pudieron acceder a servicios esenciales como el DNI, la asignación universal por hijo, atención médica y vacunación. De esta manera, dejamos atrás una política de punteros, sacamos a los intermediarios entre el Estado y las personas", destacó.

Resaltó también el desarrollo de la obra pública, que el año pasado abarcó los 135 municipios, al manifestar que "alguien que crece en un barrio sin agua potable, asfalto, ni una escuela cerca, no tiene las mismas oportunidades que otro que si los tiene. Hacer las obras que hacen falta es incluir y dar puestos de trabajo genuinos y de calidad".

Asimismo, indicó que "hay peleas que parecían imposibles, que nunca se habían dado. Cuando les pido que persistan, les pido que persistan porque yo peleo por cada bonaerense. Nos estamos ocupando de la enorme deuda que el país tiene con nosotros", al iniciar una demanda ante la Corte Suprema de Justicia para "la recuperación del Fondo del Conurbano. Otros gobernadores prefirieron callarse, algunos presidentes anteriores también. Nosotros no: se trata de reclamar lo que por derecho nos corresponde".

Finalmente, remarcó "la pelea por la seguridad", y anunció que "voy a convocar a un diálogo social por la inseguridad", al que serán invitadas todas las fuerzas políticas, la Justicia, el Poder Legislativo y los intendentes, "reunidos sin ningún tipo de especulación política ni mirada de corto plazo", sino para generar "un camino que podamos sostener".

"Por fin los bonaerenses tenemos lo que hay que tener para dar las peleas que hay que dar", aseveró, y añadió que "aprendimos del pasado y elegimos cambiar, crecer. Crecer, a veces duele, pero esta vez, ese crecimiento va a llegar para quedarse, para nosotros, para nuestros hijos, para nuestros nietos, para que al final del camino, cuando miremos para atrás, podamos decir 'valió la pena'. Por eso hoy les vuelvo a decir que se puede, hoy más que nunca, se puede", finalizó.
Compartir en Google Plus

Acerca de Quilmes Hoy

Con la tecnología de Blogger.